Cuerpos empoderados; El proyecto: Experimentando con la etnografía

¿Qué vamos a estudiar?

Con este trabajo pretendemos realizar una aproximación al concepto de gordura y su impacto social de forma bidireccional, atendiendo a la relación del individuo con el entorno. Para ello centraremos nuestra atención en el desarrollo de la sexualidad de personas con obesidad y sobrepeso.

¿Dónde y cuándo lo haremos?

Principalmente en la Comunidad de Madrid durante los meses de Marzo y Abril. Estos parámetros dependerán de los posibles contactos que podamos hacer.

¿De qué partimos?

La gente gorda sufre, lo sabemos desde la experiencia personal y la conciencia social. La gordura es una intersección dentro de un marco opresivo atravesado por categorías como son la orientación sexual, la clase, el género, la etnia, etc.Vivimos en una realidad donde el poder nos atraviesa.

Estamos acostumbradas a hablar del hombre occidental, blanco, heterosexual, propietario y burgués como creador de mundos, mundos que la mayoría sufrimos. A esta idea, queremos incorporar la de belleza canónica delgada como herramienta, a la par que como consecuencia. Los cuerpos que no responden a los canones hegemónicos están condicionados en todos los niveles (social, individual…). Hay una serie de políticas y micropolíticas que oprimen a la mayoría de los cuerpos, lo que genera una, cada vez mayor, sensación de insatisfacción permanente. Un cuerpo, rechazado, excluido, despreciado, patologizado y culpabilizado, ve limitada su capacidad de tomar voz y de ser una parte activa en la sociedad. Esta dominación logra que los cuerpos inseguros y problematizados estén subordinados y se conviertan en herramientas de poder.

¿Cuales son nuestros objetivos?

Mantener un diálogo activo y constante para acercarnos a las vidas y cosmovisiones de las personas gordas o que tienen algo que decir sobre la gordura y los mecanismos de poder en los cuerpos.

Hacer un trabajo con gente empoderada a partir del cual crear un marco que propicie el empoderamiento de todos los cuerpos.

Hacer un trabajo con gente no empoderada para detectar las causas de la dominación y subordinación corpórea desde la subjetividad.

Trabajar el concepto de empoderamiento y su función como práctica política. Aproximarnos a las relaciones de poder que se instauran en nuestros cuerpos y que conviven con nosotros, de una manera tal, que es casi imposible definir los límites de unas y otras.

Dar voz para visibilizar y empoderar, a nosotras mismas y a los sujetos con los que trabajamos (en el caso de que surgiese la necesidad).

A partir del dialogo generar una reflexión crítica sobre el tema y orientada a la construcciones de nuevas realidades y posibilidades de vida.

¿Como lo vamos a hacer?

Mediante un trabajo etnográfico de recogida de datos y experiencias.

Documentación y elaboración de un marco teórico contactando con Asociaciones, leyendo textos sobre el tema e investigando autores concretos.

Observación participante: a través del acompañamiento en ciertos procesos de socialización como “ir de compras” o “salir de fiesta”.

Observación en lugares públicos: formas de ser y estar de los gordos y su ocupación del espacio.

Historias de vida y entrevistas para poner “cara” a los relatos y escritas desde la colaboración y su propia voz.

Realizando talleres donde expresarnos colectivamente y compartir nuestras experiencias.

Fuente: Cuerpos Empoderados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *