Las mujeres reales que reclaman diversidad en la industria de la moda

The “All Woman Project” es un proyecto fotográfico liderado por modelos que intenta concientizar acerca de la falta de diversidad corporal y étnica en el mundo fashion.

Los cuerpos de hombres y mujeres existen en todas las formas, tamaños y colores, pero a veces parece que tanto en las revistas como en las pasarelas son sólo considerados aquellos que ingresan en los cánones de la “alta costura”. Para crear conciencia sobre la problemática que representa la falta de diversidad, especialmente en el mundo de la moda, nació el All Woman Project, un proyecto fotográfico y audiovisual que celebra todas las formas corporales y étnicas para desafiar a los diseñadores, las grandes marcas y los medios de comunicación.

La modelo británica Charli Howard -a quien echaron de su agencia por estar “fuera de forma”- y la modelo Clementina Desseaux -activista de la visión positiva del cuerpo y la primera mujer de talla grande en protagonizar una campaña de primer nivel con Christian Louboutin- son quienes están detrás de esta campaña que aprovecha diferentes plataformas sociales para tratar de ampliar la definición de la belleza desde múltiples enfoques.

Las modelos Leaf y Barbie Ferreira, para The All Woman Project

La causa reúne también a reconocidas modelos -entre las que se encuentran Elliot Sailors, Iskra Lawrence, Denise Bidot y Barbara Ferreira- que fueron elegidas por su postura ante los ideales de belleza e intentan expandir la creencia de que modelos con y sin curvas pueden y deben trabajar juntas sin ocultar sus “defectos” en las pasarelas. “Todas nuestras chicas hablan sobre la diversidad de alguna o de otra forma, ya sea a través de las tallas, las formas, los colores, las políticas o los derechos LGBT”, explicaron las autoras. “Todas ellas son únicas y fuertes a su manera y fue un placer trabajar con ellas”.

Las modelos que forman parte del proyecto luchan por una industria de moda con mayor diversidad

“Tradicionalmente hemos asociado a las chicas de tallas grandes a expresiones como ‘con curvas’ y ‘mujeres reales’, y hemos considerado a las modelos sin curvas sólo como modelos de alta costura y de editoriales, pasando por alto algo vital, que todas somos mujeres y deberíamos ser tratadas como tales”, dijo Desseaux.

“Es necesario que la industria deje de asociar la belleza con tallas determinadas, o de encasillar a las mujeres en diversas categorías según su tamaño, color o sexualidad”, señalaron Howard y Desseaux. “La forma de su cuerpo no debe definir su feminidad o su capacidad como mujer”. Y agregaron: “Creemos que todas las formas de cuerpo y etnias merecen ser representadas en la moda y en los medios de comunicación, para ayudar a las niñas en todo el mundo a sentirse bien y seguras de sí mismas”.

De hecho, la necesidad de una conciencia más amplia respecto de la diversidad es algo incluso sustentado con evidencia científica. Investigadores de la Universidad de Durham, en Reino Unido, descubrieron que la presencia de modelos con cuerpos que reflejan a la media de la sociedad puede ayudar a niñas y adolescentes a desarrollar una actitud saludable en cuanto a su alimentación.Barbie Ferreira, una modelo plus-size de 19 años que también forma parte de The All Woman Project

El fruto de su trabajo puede verse en las fotografías y el contenido exclusivo que publican en las redes sociales, donde también otras usuarias pueden publicar sus propios mensajes con el hashtag #IAmAllWoman. “Queríamos que fuera un proyecto liderado por mujeres, que las modelos y todo el equipo fueran mujeres”, explicaron Howard y Desseaux. “Pedimos la participación de amigas que hablan sobre diversidad y utilizamos marcas que apoyan de forma activa la diversidad del cuerpo femenino”.

“Todos tenemos defectos e imperfecciones físicas que no nos hacen más o menos bellas”, dijo Desseaux. “En lugar de retocar o rehuir de ellos, debemos aceptarlos/honrarlos. Nuestros atributos físicos no nos definen como mujeres, nuestra fuerza y carácter lo hacen”.

Modelos luchan porque les reconozcan sus diferentes características y no las limiten

Y concluyeron: “Solo podremos conseguir un cambio en la moda si conseguimos que más gente cree campañas como esta y hagan que la diversidad se convierta en la ‘norma’, en lugar de ser una tendencia. Si hemos podido crear una campaña con un presupuesto mínimo con chicas de diferentes tallas y grupos étnicos, estamos seguras de que las grandes marcas pueden hacer lo mismo”.

Fuente: Infobae.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *