#MakeMySize o el movimiento curvy de Kate Sturino que pone en jaque a firmas como Zara

La bloguera plus de “The 12ish Style” ha comenzado esta iniciativa con un hashtag en Instagram

¿Alguna vez te has frustrado en una de tus tiendas de ropa favoritas porque las tallas son diminutas? ¿Te desprecias porque no te cierra una XL y te repites a ti misma que el movimiento curvy es más importante que nunca? A Kate Sturino, la creadora del blog The 12ish Style (y del Instagram homónimo), le ocurre lo mismo. Por eso ha decidido crear el hashtag #MakeMySize(hazlo en mi talla) para darles un toque de atención a las firmas.

Con el tiempo he aprendido (aún estamos en ello) que la belleza no está determinada por la talla. Y que nadie te debería poder decir si tienes o no “la figura adecuada” para poder ponerte una minifalda. También he aprendido que una de las funciones más bonitas de nuestro trabajo como periodistas es la de la empatía, la de ponernos en el lugar del otro para entenderle y contar mejor su historia. Pero si la historia que quieres contar es la tuya propia, el trabajo es todavía más satisfactorio. Aunque también produce algo de vértigo, no lo voy a negar: hablar sobre las propias inseguridades en un foro abierto y público como es un medio de comunicación no es inmediato.

Por eso a lo largo de mi vida y de mi carrera profesional me he cruzado con personas que me inspiran con su valentía y con su honradez a la hora de enfrentarse a ciertos esquemas de la realidad social. Y si Leandra Medine me enseñó que la moda es un juego y que no hay nada más divertido que expresarse con la forma de vestir (aunque te apoden como Man Repeller, repeledora de hombres), otros iconos curvy (como Ashley Graham, a quien tuve el honor de entrevistar) han inculcado en mí la idea de que toda belleza es válida.

Otro de los iconos plus size más inspiradores, a quien sigo desde hace años, es Kate Sturino. La creadora del blog The 12ish Style (y del Instagram homónimo) aporta ideas para aquellas mujeres cuyas medidas se escapan de los cánones convencionales. Y no sólo en cuanto a ropa y belleza: también es una fuente de autoafirmación y de seguridad para todas aquellas mujeres que buscan en la blogosfera un lugar en el que sentirse comprendidas, apoyadas y, por qué no, también aceptadas tal y como son.

Además de crear un producto de belleza revolucionario (y hablo en primera persona) para evitar las rozaduras entre los muslos, Kate Sturino ha llevado a cabo iniciativas para que aumente la concienciación contra la gordofobia y en favor de la diversidad, como la de Supersize the look, gracias a la que daba ideas para que las chicas curvy puedan imitar los looks de sus celebrities favoritas.

Ahora la bloguera ha puesto en marcha otro hashtag revolucionario,#MakeMySize, con el que denuncia un problema que sufren 7 de cada 10 mujeres: la ausencia de tallas adecuadas. Todo comenzó cuando Kate Sturino se probó un vestido de leopardo de Alice and Olivia y, al ver que no le cerraba, publicó una foto junto a este texto: “Me encanta este wrap dress de leopardo y me encantaría poder llevarlo en mi talla. Vamos a hacerles saber a los diseñadores que también queremos ponernos su ropa. ¡Usad el hastag #MakeMySize cuando queráis que se enteren!”.

El hashtag cuenta con cada vez más contribuciones, especialmente de otras blogueras e influencers del ámbito curvy, y Kate Sturino ha seguido llamando la atención de sus firmas predilectas, entre las que se encuentra Zara (del absurdo de las tallas de Inditex hablaremos en otro artículo): “Zara se encuentra en el primer puesta de la lista de #MakeMySize porque me han hecho sentirme mal en sus probadores durante años. De hecho, hace seis años que incluso dejé de intentar comprar en Zara. Hoy he vuelto, y todo sigue igual. Esto es un vestido XL y ni siquiera puedo meter los brazos, ni mucho menos cerrármelo”, comentaba junto a una foto en la que intentaba probarse uno de los vestidos más famosos del gigante español (con estampado de pañuelo).

Otro problema que denuncia la influencer es que al final, aunque en cualquier tienda acabes encontrando “algo”, tener una talla poco convencional dificulta que puedas seguir las tendencias o que lleves lo que realmente te apetece en lugar de lo que te cabe. Porque las chicas curvy también queremos llevar minifaldas, tops de tirantes y vestidos largos, y no sólo pantalones elásticos y jerséis de punto.

Fuente: Telva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *