Modelos curvy en las pasarelas de alta costura. ¿Se está haciendo tendencia el estilo curvy?

En el mundo de la moda, durante varios años, ha dominado la modelo muy delgada, de piel perfecta, que ha acaparado comerciales, pasarelas, publicidad y todo lo referente al mundo de la imagen femenina, pero al parecer esos días están quedando atrás. Gracias a movimientos body positive y curvy, se pueden evidenciar que existe cierta apertura en el mundo de la moda mundial. Actualmente, la mayor aparición de modelos que lucen un cuerpo armónico en las principales pasarelas del globo, sin importar las medidas que tengan y que se salen de los patrones establecidos por la industria de la moda, sin dejar de lucir sexys y hermosas están marcando la pauta en los eventos de alta costura mundial.

El mundo de la moda es, sin lugar a dudas, uno de los entornos laborales más exigentes a nivel mental y corporal para cualquier persona que se atreva a incursarlos.

Sus estándares ridículamente elevados que promueven siluetas corporales poco saludables, ha dado origen a una innumerable cantidad de movimientos y proyectos sociales que abogan por el cambio de los mismos para permitir la entrada de las nuevas tendencias que se pueden vivenciar dentro de las sociedades modernas.

En las pasarelas de alta costura, que han sido fuertemente cuestionadas por promover imágenes totalmente irreales,  y que han llevado a que miles de mujeres sufran de  desordenes alimenticios con tal de parecer una supermodelo, se ha afianzado el movimiento curvy, que lucha por un cuerpo mucho más real.

Es así como de manera paulatina pero constante, entre polémicas y controversias, ha llegado el movimiento curvy para quedarse haciendo huella dentro de las pasarelas de alta costura a nivel mundial.

Entre las representantes de este movimiento se encuentran las modelos estadounidenses Ashley Graham, Tara Lynn, Candice Huffine y la británica Iskra Lawrence, quienes promueven la salud y el bienestar por encima de los prototipos exigidos en la industria del modelaje.

Modelos Curvys. Fieles representantes de los “cuerpos reales”

En la mayoría de los países, las mujeres están por encima del 50 % del índice de masa corporal, siendo la talla promedio de una mujer entre la 14 y la 16 (46 – 48 en Europa).

Las modelos plus size o curvy, son aquellas que están fuera de la categoría XS, S o M, o la tan temida talla 0 que exigen algunos diseñadores. Estas modelos han cambiado la percepción que tenían de si mismas las mujeres comunes y corrientes, en cuanto a como vestirse, a la forma de ver sus cuerpos.

Y aunque muchos lo ven solo como una nueva moda, hay que resaltar los cambios positivos que han provocado, y que transcienden mucho más allá de una tendencia. Si se ha observado que existe una mayor aceptación, aunque aun falta mucho por hacer, de las modelos de tallas grandes, viéndose ya como algo normal que en cualquier desfile o sesión fotográfica, haya por lo menos un espacio dedicado a las plus size.

Poco  a poco se van dando los cambios necesarios para revertir la situación, y es así como tenemos que la popular revista Sports Illustrated, ha tenido como portada a la modelo Ashley Graham, quien es una de las representantes más populares del movimiento curvy. Esta modelo fue una de las primeras modelos de talla grande en desfilar en una Semana de la Moda en Nueva York.

Modelos Curvys. Impacto dentro y fuera de la pasarela

Varios diseñadores, conscientes del impacto de las modelos y el movimiento curvy, han decidio acoger esta tendencia y han decidido lanzar colecciones para mujeres plus size, tales como Ralph Lauren y Mango, así como revistas como Vogue y GQ.

Ya los comentarios sobre como deberían de vestirse las mujeres de talla grande, de que deberían o no usar, están cediendo ante la aceptación que socialmente se está teniendo de este tipo de cuerpos,  por lo que las mujeres de talla grande ya se sienten con la confianza de utilizar cualquier tipo de prenda. La moda plus size está tomando indiscutiblemente  un nuevo tipo de rumbo.

Christian Soriano, es un diseñador que hacia ya bastante tiempo estaba apostando por subir a las pasarelas a modelos curvy, ejemplo que ha sido seguido por otros diseñadores, y que le ha abierto las puertas a las modelos tallas grandes para aparecer en portadas de revistas especializadas.

Lo que si es definitivo es que ya no es necesario estar superdelgada para ser modelo, ya que todos los prejuicios que lo impedían, están quedando de lado, y demostrándose que la elegancia y el estilo no tienen nada que ver con la talla de ropa que se usa.

Y si bien las grandes industrias de la moda, aun pueden guardar cierta resistencia ante este cambio, cada vez son más las que se suman a esta tendencia de modelos con tallas grandes.

Pero no solo es la industria de la moda y de la publicidad la que debe cambiar, sino también la sociedad como tal, ya que en muchas ocasiones las modelos curvys suelen ser catalogadas como “ridículas” y “gordas”, lo que hace que muchos diseñadores se abstengan de utilizar modelos de tallas grandes como imagen de sus productos. Definitivamente se hace necesario que la sociedad deje la “gordofobia” de lado y que comience a respetar a estas modelos, ya que son iguales que el resto.

Uno de los grandes aliados con el que cuenta el movimiento de plus size, son los medios de comunicación que deben de crear campañas para concientizar al público, para que las personas lo acepten como algo normal y se muestren los cuerpos tal cual como son. Muchas firmas apoyan y aplauden la iniciativa de modelos de tallas grandes, pero no las incluyen en sus pasarelas, sintiéndose discriminadas.

Lo que si es una realidad es que los  tamaños especiales y para cuerpos reales están siendo una oportunidad de ventas en la industria de la moda, ya que esto se empieza a asemejar más a la realidad de las mujeres en los países latinos. Por eso cada vez hay más marcas que agregan a su portafolio tallas más grandes. Incluir piezas para mujeres de tallas grandes y curvy  va mucho más allá darle una perspectiva real a la belleza, sino se trata también de inclusión.

Las modelos de tallas grandes muestran una ropa que hace que la mujer se sienta cómoda y feliz con sus medidas, llevando prendas con estilo sin perder comodidad, siendo una ropa mucho más adaptado a las tendencias actuales, dejando en el pasado los trajes realizados para mujeres de mucho más edad que hacen que las mujeres se sientan mayores.

Fuente: Lolitas Tallas Grandes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *