“Ser modelo de talla grande no significa comer más, sino cuidarse más que una modelo convencional»

Hace unos meses me dedicaba a criticar concienzudamente aquello que muchos medios habían bautizado como ‘revolución curvy. Porque, sinceramente, no veía en primer lugar mujeres de tallas grandes como tal (ya sabéis cual es mi opinión respecto a este tema. Una talla 40 para mí NO es curvy) y en segundo lugar, el hecho de incluir de manera excepcional una modelo de estas características en una publicación llena de modelos de la talla 34 no llegaba a convencerme.

No, así no se empieza una revolución ni mucho menos. Una revolución se empieza haciendo de las modelos de tallas grandes una fuerza competitivadispuesta a ‘dar caña’ laboral en el mundo de la moda, algo que ha hecho Patricia Guillén, la creadora de Plus Size Models, agencia de modelos dedicada únicamente a modelos de tallas grandes.

“En junio de 2014 cree mi propia firma de moda, PG by Patricia Guillén, el sueño de mi vida. Yo soy talla grande y siempre he tenido muchos problemas para encontrar ropa de mi talla y encima la que encontraba los cortes sentaban fatal: los estampados horrorosos, las prendas las hacían para taparnos… Nos sentíamos mal con nosotras mismas. Pasados unos meses del lanzamiento de la marca, me ofrecieron desfilar junto con otras marcas de bastante reconocimiento en el Casino de Gran Vía de Madrid”.

El problema fue que Guillén quería modelos acordes a la línea que había diseñado, por lo que empezó una búsqueda por las agencias madrileñas: “Sus respuestas eran positivas. <<Sí, claro que tenemos. Te mandamos los composites>>. Me llevaba la sorpresa de que eran talla 42, 44 o 46 la más grande. Para mí personalmente eso no son tallas grandes, yo quería chicas de la talla 50 o 52. Y me resultó imposible encontrar agencias con chicas de estas características”.

Tras proponer a amigas suyas que desfilaran, la animaron a crear una agencia que les diera oportunidad de trabajar en el mundo de la imagen. No solo el recibimiento en su entorno tuvo una buena acogida, sino que le llegaron solicitudes de todo el mundo: “Nos llegan inscripciones de fuera de España: Colombia, Brasil, México, Puerto Rico, EEUU etc. Y todas con la misma ilusión, poder trabajar en el mundo de la imagen ya sea en su país o fuera de él. Una anécdota es que en el 2015 se nos colapsó el servidor dos veces de tantas inscripciones, no nos da tiempo a contestar a todas en el mismo día. Hacemos un seguimiento personalizado con cada una”.

“En España queda mucho por hacer. Soy partidaria del Made In Spaintenemos un producto nacional muy bueno y no le estamos sacando partido. Me entra más trabajo de fuera de España que de aquí. Y es una pena, porque hay muchos trabajos que los he tenido que rechazar por no poder controlarlos debido a la distancia, porque para mí la seguridad de mi modelo es 100% prioritaria”.

Pero hablemos claro, ser modelo no es jauja, ya sea convencional o de tallas grandes: “Una modelo plus size se cuida, tiene que hacer ejercicio y llevar una dieta equilibrada. Ser modelo de talla grande no significa comer más, de hecho se cuidan más que las convencionales. Deben mantener sus medidas ya no solo por el trabajo si no por salud”.

Pero además de la vida sana deben cumplir otros requisitos, como dice Guillén: “La mayoría de nuestros modelos superan la talla 46 pero no queremos dejar a nadie fuera, asi que abriremos nuestro campo desde la talla 40″.

Medir por lo menos 160 cms (170 chicos), tener una talla 40 como mínimo, ser fotogénico, estar bien proporcionado, tener la piel cuidada o el pelo saludable son algunos de los requisitos físicos. “Una gran sonrisa y expresividad, gran capacidad de trabajo en equipo, responsabilidad o proactividad” son otros requerimientos de la agencia.

Pero a la hora de recibir propuestas, es más difícil encontrar trabajo ya que “las empresas no son muy receptivas al tema de tallas grandes, y muchas de las marcas que utilizan tallas grandes usan las mismas chicas siempre, ya sea por tema económico o porque no piensan que haya más mercado” dice Guillén.

Pocas experiencias laborales pero “todas positivas porque de todas he aprendido.
La experiencia con las modelos en las sesiones de fotos o desfiles para que cojan práctica ha sido espectacular: ver cómo se unen por hacer un buen trabajo, cómo van creciendo en cada sesión, cómo van madurando y cómo la confianza crece ante la cámara hasta el punto de que algunos fotógrafos se han sorprendido de lo que dan. Somos una gran familia curvy que irá creciendo más y más”.

Guillén se muestra positiva mirando hacia el futuro: ” Queremos convertirnos en una agencia importante donde poder dar formación y trabajo a muchos chicos y chicas, donde podamos convivir con el resto sin que nos miren por nuestra talla o tamaño”. No considera que la agencia sea un rival para las agencias de modelos convencionales: “Pienso que cada uno tiene su mercado y su parcela de trabajo. Yo he trabajado con agencias convencionales en desfiles junto con otras marcas y la verdad es que muy bien el trabajo en equipo. No tengo queja”.

El hecho de que se cree una agencia especializada en modelos con estas características, “agencias que han sacado un apartado de modelos xl” o “certámenes de belleza de talla grande” son pequeños pasos que, si se consolidan, conseguirán la inclusión de estas modelos en el mercado además de lograr reflejar una visión más abierta en cuanto a aceptación del cuerpo femenino se refiere.

“Plus Size Models quiere dar mucha guerra, y está haciendo mucho ruido en todo lo que puede. Queremos llamar la atención de todo el mundo para demostrar que nosotras también podemos realizar trabajos como pueden ser una sesión de fotos Boudoir, novias conmezcla de tallas, Pin Up, piscina, picnic, etc. Hay que salir de lo establecido de la sociedad para que nos hagan caso. Nuestro lema es ‘Las Curvas Invaden La Ciudad’ y ese es el propósito.

Fuente: Blog 20 minutos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *